beneficis natura salut trastorn deficit natura

Beneficios de la naturaleza para tu salud mental y física

Seguro que alguna vez te ha entrado el agobio y has tenido que salir a tomar el aire. Unos minutos fuera de la oficina, algunas horas fuera de casa o un fin de semana en una casa rural.

No es casualidad que cuando te atrapa el estrés o la ansiedad prefieras pasear por la playa, un bosque o incluso un parque urbano. Los beneficios de la naturaleza para la salud son muchos y cada vez están más respaldados por publicaciones científicas.

Privarse de ver o estar en un entorno natural tiene efectos bastante chungos. Aunque no existe un diagnóstico médico para estos casos, sí existe el término trastorno por déficit de naturaleza.

En este artículo aprenderás:

  1. Qué es el trastorno por déficit de naturaleza
  2. Cómo puedes evitarlo
  3. Los beneficios de la naturaleza para la salud humana.


Tabla de contenidos

¿Qué es el Trastorno por Déficit de Naturaleza?

Antes de que los profesionales de la medicina, enfermería o psicología se me echen encima, voy a dejar claro que:

El Trastorno por Déficit de la Naturaleza no es un diagnóstico médico ni está en ningún catálogo de trastornos mentales, como el CIE-10 o el DSM-5.

En realidad es un término creado por el escritor Richard Louv y aparece en su libro Los últimos niños del bosque (2008). Según él mismo:

Este término –una metáfora– sirve para describir el alto precio que pagamos los humanos por no estar en contacto con la naturaleza. No se trata de un diagnóstico médico.

Richard Louv

Es ese ese malestar que sientes cuando llevas días y días de casa a la oficina, de la oficina a otros sitios cerrados como el súper, clases, el gimnasio o el bar. Pasando por calles de asfalto, carreteras y de vez en cuando, cruzándote con un triste árbol.

Piensa en los miles de años que hemos evolucionado en plena naturaleza y el poco tiempo que llevamos como especie viviendo en grandes ciudades.

Banksy

Ya puedes tener buenos genes, que tu salud también depende del medio ambiente o entorno en el que vives, tu estilo de vida y el sistema de atención sanitaria (paradójicamente, lo menos importante a nivel mortalidad y a lo que más dinero se destina).

El Trastorno por Déficit de Naturaleza pues son todas las consecuencias para la salud de esta desconexión de la naturaleza, en un mundo cada vez más urbanizado y digitalizado. Vas acumulando, acumulando hasta que aparecen distintos síntomas… y explotas.

¿Cuáles son los síntomas del Trastorno por Déficit de Naturaleza?

Aunque los siguientes síntomas pueden tener múltiples causas, no estar en contacto con la naturaleza y las actividades asociadas a ella puede contribuir a tener más posibilidades de padecer:

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Irritabilidad
  • Falta de concentración
  • Fatiga
  • Obesidad
  • Falta de vitamina D
  • Enfermedades del corazón y respiratorias
  • Otras enfermedades y muerte prematura

exposicion a factores ambientales salud exposoma
El exposoma es una forma de medir la exposición ambiental y los efectos en la salud. Fuente: ISGlobal

Dos datos inquietantes:

  1. En España el 20% de la mortalidad se podría prevenir si se cumplieran las recomendaciones sobre actividad física, acceso a espacios verdes y exposición a la contaminación. (estudio, estudio)
  2. La contaminación es la primera responsable de enfermedad y muerte prematura. En 2015, fue el 16% de la mortalidad mundial: el triple de muertes que SIDA+tuberculosis+ malaria y 15 veces más que la mortalidad por guerras y violencia (fuente).

Cómo evitar el Trastorno por Déficit de Naturaleza

La respuesta es sencilla: sal a la naturaleza y haz cosas.

Excepto mirar el móvil, que nos conocemos.

Pasear. O sentarte en un banco en el primer parque urbano que encuentres y mirar las plantas o el cielo. Hablar con tus amistades, jugar a la petanca, hacer yoga, meditar, sacar al perro….

Charlas y talleres de naturaleza, biología y medio ambiente en centros y asociaciones
Yo le doy a la foto. ¿Y tú? Foto: Clara Gajas

El simple hecho de ver verde y paisajes naturales, aunque sea en foto (estudio), ya tiene beneficios para tu salud. O cuidar y tocar las plantas de tus macetas. Porque tienes alguna en casa, ¿verdad?

¿VERDAD?

Si tienes más tiempo o dinero hay muchas de actividades que puedes hacer en la naturaleza: senderismo, rutas fotográficas, deportes de aventura, orientación, buceo, nadar… en fin, creo que no necesitas más ejemplos.

¿Cuáles son los Beneficios de la naturaleza para la salud?

No soy muy fan de las películas de época (victoriana), pero algo que siempre me llamaba la atención es que las señoritas ricas, cuando «estaban mal de los nervios» (ese era el diagnóstico, cuando no el histerismo, pero eso lo solucionaban de otra manera, ejem) el médico las mandaba a paseo.

Literalmente.

Parte del tratamiento eran largos paseos por la naturaleza.

Aunque Ophelia, personaje de Shakespeare, no acabó precisamente bien. Autor: J.E. Millais

Hoy en día, los sanitarios de algunos países están empezando a prescribir naturaleza debido a los beneficios que tiene para la salud mental, física y la vida social. Muchos de ellos respaldados por la ciencia y otros con indicios, pero a la espera de más evidencias científicas y estudios.

Beneficios de la naturaleza para la salud mental

1. La naturaleza mejora la percepción de salud y bienestar general

Vivir cerca de un espacio verde y la abundancia y calidad de espacios verdes en una ciudad, mejora la percepción de bienestar y salud de las personas (estudio, estudio). Las personas sienten que tienen menos posibilidades de padecer estrés si viven cerca de espacios verdes.

Además, usar espacios verdes también disminuye la percepción de estrés térmico durante picos de calor.

La importancia de tener árboles en las ciudades para regular la temperatura. Fuente: Arcfly

2. La naturaleza contribuye a una buena salud mental

  • Los espacios naturales ayudan a recuperarse más rápidamente del estrés psicológico y fisiológico. Si eres una persona que vive rodeada de espacios naturales, seguramente seas menos irritable, agresiva y depresiva que personas que vivan en ciudades sin naturaleza cerca (metaanálisis).
  • La disminución del estrés se debe a la reducción de niveles del cortisol («hormona del estrés»), reducción de fatiga mental y restauración de la atención.
  • Hacer actividad física en la naturaleza una vez por semana disminuye en un 6% el riesgo de tener una salud mental pobre (estudio).
  • En los niños y niñas, exponerlos a espacios verdes significa menos problemas de salud mental de adultos (estudio).
  • Disminuye la percepción de estrés relacionada con una pobre calidad del sueño.
  • Los espacios verdes en zonas residenciales protegen contra la demencia y accidentes cerebrovasculares (estudio) y a frenar el deterioro de la memoria (estudio).

beneficios de la naturaleza para la salud
Contemplar un paisaje natural, un clásico para recuperar cuerpo y mente. Foto: Heidi Pérez

Beneficios de la naturaleza para la salud física

3. Fortalece el sistema inmunitario

«Fortalece el sistema inmunitario» es una frase que me tira patrás porque me recuerda a los anuncios de alimentos milagro, como ciertos yogures con movidas tochas y saludables.

Aún falta más evidencia científica. Pero hay distintos estudios que indican que exponerse a la naturaleza mejora la respuesta inmune:

  • Hay unos compuestos liberados por los árboles (compuestos orgánicos volátiles, COVs) que al respirarlos parecen aumentar la actividad de un tipo de glóbulo blanco (células NK, Natural Killer) que lucha contra cáncer e infecciones (estudio, estudio, estudio).
  • Estar en contacto con el bosque también podría mejorar la expresión de proteínas anticancerígenas (estudio, estudio).
  • Los monoterpenos (un tipo de COV) liberados por los árboles pueden tener propiedades antiinflamatorias, neuroprotectoras y antitumorales (estudio).
  • Los microorganismos de los espacios verdes pueden ser un factor de inmunoregulación (estudio). Lo que viene a ser el clásico dejad que los niños y niñas se ensucien con la tierra.
    Los niños y niñas que juegan con la tierra y las plantas tienen más diversidad de microbios en la piel e intestino que los que juegan en patios de grava. También tienen en la sangre más variedad de proteínas y células relacionadas con el sistema inmunitario (estudio).
  • Exponer niños y niñas a zonas verdes urbanas también reduce el riesgo de la enfermedad inflamatoria intestinal (estudio) y el desarrollo de alergias y asma (estudio).

Avantatges i desavantatges del bipedisme
Y seguro que respirar árboles con tu perro todavía es mucho mejor

4. Disminuye la obesidad y el sobrepeso

Vivir cerca de espacios naturales y áreas verdes fomenta el ejercicio físico. Así que los que viven en estas zonas tienen un menor índice de masa corporal (estudio).

En el caso de niños y niñas, tener cerca áreas verdes hace que estén menos tiempo con pantallitas o haciendo actividades sedentarias y hagan más actividad física (estudio). Que ya de por sí, hacer ejercicio se relaciona con una mejor salud general. Pues hacerla en la naturaleza es mucho mejor.

5. Reduce la morbilidad y la mortalidad

La morbilidad es la cantidad de personas que enferman en un lugar y período de tiempo.

Seguro que ya habrás adivinado que a más espacios verdes, menos morbilidad debida a enfermedades cardiovasculares, mentales, respiratorias y otras (estudio).

Si hablamos de mortalidad, contra más lejos vivas de un área verde más riesgo de mortalidad tienes por enfermedad cardiovascular (estudio).

¿Y todo esto por qué?

Piensa por ejemplo, que las zonas verdes reducen el efecto de la contaminación atmosférica. Los árboles y vegetación urbana también regulan el clima. A menos calor, menos enfermedad y muertes, especialmente entre personas mayores. Del mismo modo, ríos, lagos, el mar… también reducen la morbilidad relacionada con el calor.

Salir de la ciudad y ver la contaminación desde fuera es perturbador. Foto: Mireia Querol

6. Mantiene una buena salud cardiovascular

Aunque te expongas poco tiempo a la naturaleza, se ha visto que aumenta la variabilidad de la frecuencia cardíaca y disminuye la presión arterial y el ritmo cardíaco (estudio).

Tener cerca de casa espacios verdes también se relaciona con menos probabilidades de:

  • Enfermedades cardíacas
  • Enfermedades coronarias
  • Ictus
  • Hemorragias cerebrales
  • Presión arterial alta
    (estudio)

7. Mejora el embarazo y el parto

Disfrutar de la naturaleza durante el embarazo hace que la futura madre esté menos estresada y menos expuesta a la contaminación atmosférica y acústica. Esto significa bienestar y mejor crecimiento del feto, tanto de peso como de circunferencia de la cabeza (estudio).

Por contra, pasar el embarazo en zonas con poca vegetación o lejos de parques urbanos, se relaciona con bajo peso al nacer, parto prematuro y retraso en el crecimiento uterino (estudio, estudio).

8. Favorece recuperarse de una enfermedad

Todavía no hay suficientes estudios con evidencias sólidas, pero se cree que el contacto directo con la naturaleza (o verla por la ventana del hospital) puede ayudar a recuperarse más rápido de una enfermedad.

Por ejemplo, se estudió a pacientes ingresados en un hospital. Los que tenían vistas al jardín estaban menos días hospitalizados y necesitaban menos analgésicos (estudio).

Tener un huerto, aunque sea urbano, mejora el ánimo y reduce el estrés (estudio).

  • beneficios horticultura salud
  • beneficios horticultura salud
Yo tengo dos huertos urbanos y casi 100 plantas en casa, con esto te lo digo todo

Además, las terapias basadas en la naturaleza mejoran algunos diagnósticos como obesidad y esquizofrenia (estudio).

Por último, la naturaleza ayuda a las personas con cáncer a sobrellevar mejor su situación clínica y personal (metaanálisis).

Beneficios de la naturaleza para la vida social

9. La naturaleza favorece la interacción y cohesión social

Como animales sociales que somos, tener vínculos sanos con otras personas es necesario para tener una buena salud física y psicológica.

En un mundo en el que cada vez más personas se sienten solas, el simple hecho de tener acceso a una zona verde aumenta la interacción y cohesión entre las personas. Aumenta el sentido de pertenencia al grupo y la cooperación entre, por ejemplo, los vecinos de un barrio.

Lo veo a diario entre las personas que pasean el perro en el parque: charlan mientras los perros juegan, comparten chuches y juguetes… En cambio, cuando no quiero socializar, me limito a pasear con él por las calles asfaltadas y la interacción social se reduce a un hola y adiós con la otra persona (y a veces, ni eso).

Ir al monte con colegas es de lo mejor. Foto: Martí Burriel

Beneficios de la naturaleza para las niñas y niños

Recapitulemos los beneficios para la naturaleza en la infancia que ya hemos visto:

  • Menos sedentarismo y exposición a las pantallas.
  • Mejor microbiota (=mejor sistema inmunitario)
  • Menos alergias, asma y enfermedad inflamatoria intestinal.
  • De adultos, menos problemas de salud mental.

Además de todo esto, estar en contacto con la naturaleza influye en el desarrollo cognitivo de niñas y niños. Estos beneficios parece que se extienden a la vida adulta.

  • La contaminación atmosférica y acústica son factores de riesgo para el desarrollo cognitivo en los primeros años de vida. Como hemos visto, estar en la naturaleza disminuye la exposición a estas contaminaciones.
  • Las niñas y niños que viven cerca de espacios verdes tienen mejores resultados en tests de lectura y cognición (estudio). También tienen un mejor desarrollo de la memoria de trabajo (estudio) y menos falta de atención (estudio).

Este último punto hay que tomarlo con precaución. Las evidencias científicas no son concluyentes y casualmente niños y niñas que viven en barrios más verdes también tienen un mejor nivel socioeconómico (factor que implica, en general, mejor bienestar y salud).

Resumiendo que es gerundio

Es normal que cuando te dé el mal rollo busques naturaleza para calmarte: hay evidencias científicas, algunas más sólidas que otras, que lo respaldan.

En todo caso, rodearse de naturaleza a diario es gratis. No tienes nada que perder y mucho que ganar.

Si quieres saber más puedes descargarte el ebook Prescribir Naturaleza (previa cesión de tus datos) una de las fuentes consultadas para escribir este artículo .

¿Y tú?

¿Qué naturaleza prefieres para escapar?

¿El bosque o el mar?

Si te ha gustado este artículo, puedes ayudarme a crecer suscribiéndote al blog, compartiéndolo, comentando o invitándome a un café:

Mireia Querol

Soy una bióloga que ha hecho de la biología un estilo de vida. Como dijo Baba Dioum, Solo conservamos lo que amamos, amamos solo lo que entendemos y entendemos solo lo que conocemos. Y aquí estoy, intentando ayudarte a que conozcas la naturaleza para amarla y conservarla.
Suscríbete
Notificarme
guest
Información básica sobre tratamiento de datos: el responsable es Mireia Querol Rovira, con la finalidad de moderar y responder comentarios de usuarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y limitación del tratamiento de tus datos enviando un correo a mireia@biologueando.com, acompañando copia de tu DNI u otro documento que acredite tu identidad, así como presentar una reclamación ante la autoridad de control.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios