No tropieces dos veces con esta piedra: ¡es una planta!

No tropieces dos veces con esta piedra: ¡es una planta!

Hace ya un año que me tropecé (no literalmente, claro, porque son minúsculas) con estas piedras vivas. No recuerdo bien cómo me enteré de la existencia de las Lithops, que es el género más conocido al que pertenecen estas plantas que parecen piedras. Pero me parecieron tan alucinantes que me llevé algunas a casa, ya que se venden como plantas ornamentales. ¿Quieres conocerlas?

Esta piedra está muy viva

Las Lithops son solo uno de los géneros de plantas que se han adaptado a la sequía extrema de los desiertos y de paso, se camuflan como si fueran piedras. ¿Eres capaz de encontrar los míos en la foto que abre este post?

Hay otros géneros con plantas que parecen rocas: Pleiospilos (el verde del medio de la foto de arriba), el pie de elefante (aunque a mí me recuerda más a una tortuga), Fredolia (que parece un brócoli) y Azorella (que puede vivir casi a 5.000 metros de altura).

¿Por qué son así y donde viven?

En realidad no son tan raras como parecen. Si te digo que se parecen al Aloe vera, ya te suena un poco más, ¿verdad? Para descubrir que sabes más de lo que crees de ellas tendrás que entrar en el post que les dediqué en All You Need Is Biology. Clica en la foto y descubre todos sus secretos:

¿Te animarás a tener alguna en casa? ¡Explícamelo en los comentarios!

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Eli

    Hola!! Yo si tengo en casa…por lo que sé son muy difíciles de cuidar, ya que he perdido 3 ya y no sé muy bien cómo… Alguna idea? Solo las rocio con agua en spray una vez cada tanto.
    Gracias!! 🙂

    1. Mireia Querol

      Hola Eli, ¿dónde las tienes? A pesar que aguanten sequía y altas temperaturas, no es lo mismo que estén en su medio natural que en una maceta… ya que riegas poco (el exceso de riego es lo que suele matarlas) quizá es que se han quemado. Yo las tengo en una zona de la terraza donde reciben unas horas de sol pero luego están a la sombra, las primeras que tuve, en verano, murieron por las altas temperaturas.
      Piensa también que ahora con el calor, aunque las rocíes con el spray, el agua se evapora rápidamente y no se llega a humedecer lo suficiente la tierra para que les llegue a las raíces.
      Prueba a regarlas un poco (sin encharcar ni mojarlas), quizá una vez a la semana, y a ver como evolucionan 😉

      Y si las tienes hace mucho, pon un poco de abono en la tierra para que no les falten nutrientes. Puedes usar uno líquido con el mismo agua de riego. Hay abonos específicos para plantas crasas/cactus, sigue las indicaciones de la dosis en la etiqueta de fabricante para no pasarte.

      Suerte!
      Ya nos contarás la evolución 🙂

Deja una respuesta