animales homosexuales patos gays homosexualidad homosexualismo

La homosexualidad en animales: ¿Por qué y para qué existe?

Si te parece compleja la sexualidad humana, para llegar a comprender la sexualidad animal (no humana) tendrías que multiplicar lo que imaginas por mil. O un millón.

En cuestión de sexo, en la naturaleza casi todo tiene cabida. Ya lo viste en el post en el que te hablaba de penes y vaginas de animales. Se han escrito libros enteros sobre ello, algunos divertidísimos. Y por supuesto, también tiene cabida la homosexualidad y la bisexualidad. 

Y por eso me hacen tanta gracia (o pena, según se mire) los argumentos homófobos del estilo «la homosexualidad es antinatural» o el «ir contranatura». 

Porque la naturaleza está llena de ejemplos de animales homosexuales. En este artículo descubrirás algunos más que los famosos pingüinos gays, así como las hipótesis que intentan explicar por qué existe la homosexualidad en la naturaleza.

Tabla de contenidos

La homosexualidad en animales: ¿qué es exactamente?

Todo lo que rodee al sexo, es controvertido. Y si se puede relacionar con la (homo)sexualidad humana, más. Así que la definición de homosexualidad en animales no tiene porqué coincidir con la humana.

Pero ¿qué es la homosexualidad en animales? Una posible definición: 

La homosexualidad en animales es cualquier comportamiento sexual entre animales del mismo sexo, ya sea relación sexual, cortejo, crianza de los hijos o unión de pareja. 

Fíjate que se habla de comportamientos, no de “ser” homosexual. Básicamente porque no le podemos preguntar a un animal qué es o no es (a diferencia de una persona) y nos meteríamos en cuestiones filosóficas, sociales o como quieras llamarlo.

Así que perdóname también si uso en algún momento “animales homosexuales” que implica ser. Es para entendernos.

¿Cuántas especies de animales homosexuales existen?

Se han visto comportamientos homosexuales en más de 1500 especies animales (detalle), 450 de ellas bien documentadas (detalle). Aquí tienes una lista bastante extensa de especies animales homosexuales.

La homosexualidad en animales aparece desde invertebrados a primates, aunque el comportamiento homosexual parece más extendido entre aves sociales, mamíferos marinos y primates

homosexualidad en animales
Pareja de ánades reales (Anas platyrhynchos) macho. Foto: Brocken Inaglory

¿Por qué hay animales homosexuales?

La respuesta rápida es que no hay suficiente evidencia científica ni existe un consenso para explicar la existencia de la homosexualidad en animales. 

De momento las hipótesis sobre la base de la homosexualidad en animales son las siguientes:

Base fisiológica

Algunos científicos opinan que los niveles de hormonas y tamaño de ovarios y testículos tienen un papel directo en la orientación sexual del animal. En cambio, otros defienden que no hay ninguna evidencia científica que apoye esto.

Sí que se han hecho investigaciones en las que se ha tratado con testosterona a hembras heterosexuales. Esto ha aumentado la probabilidad de que tengan comportamientos homosexuales. 

Además, parece que aumentar el nivel de hormonas sexuales de una hembra embarazada aumenta la probabilidad de que la descendencia sea homosexual.

Base genética

En un estudio con ratones, se desactivó un gen que influye en los niveles de estrógenos que recibe el cerebro. Esto provocó que las hembras a las que se les había desactivado se comportaran como machos a medida que crecían y mostraran preferencia sexual por otras hembras.

También se han hecho manipulaciones de genes de la mosca de la fruta, que parece que han inducido comportamientos homosexuales.

mosca de la fruta
Drosophila melanogaster macho. Foto: André Karwath

Base neurológica

Una investigación con ratones macho mostró que la serotonina está involucrada en su orientación sexual.

Otra descubrió que inhibiendo el neurotransmisor de la dopamina, se inhibía el comportamiento homosexual inducido en el laboratorio a moscas de la fruta.

Base evolutiva

De siempre hemos pensado que la evolución ha favorecido el comportamiento heterosexual, haciéndolo mayoritario, porque el fin último de todo ser vivo es reproducirse. 

Peeero un estudio de 2019 se desmarca de esta idea tan arraigada: defiende que cuando el sexo empezó a evolucionar, no había distinción entre homosexualidad y heterosexualidad. 

Dicho de otra forma: todos lo hacían con todos, porque es poco probable (según este estudio) que los comportamientos sexuales evolucionaran a la vez que las características necesarias para reconocer un compañero sexual para reproducirse (por ejemplo, la cola del pavo real macho que le dice a la hembra: ¡eh, soy un macho!).

A medida que estas características sexuales evolucionaban, el comportamiento sexual empezó a ser más discriminatorio y se iba reduciendo la homosexualidad. Pero el coste de los comportamientos homosexuales no eran tan grandes como para que la selección natural actuara contra ellos haciéndolos desaparecer por completo. 

Macho de pavo real (Pavo cristatus) con la cola desplegada. Foto: BS Thurner Hof

Función de la homosexualidad en los animales

«Profe, pero ¿esto para qué sirve?»

En biología y en ciencia en general, tenemos la manía de hablar de funciones y utilidades de los seres vivos y las cosas. Como si fueran máquinas que estuvieran a nuestro servicio. Si no tienen ninguna función o no nos sirven para nada, no les damos importancia. O lo que es peor, los destruimos.

Así que ya me perdonarás el título de este apartado.

Pero bueno, para entendernos y aunque no me guste mucho lo de «función», hay distintas hipótesis que intentan explicar qué función adaptativa tiene la homosexualidad en animales (si lo quieres aplicar a animales humanos, eso ya te lo dejo a ti). 

Intenta antes desterrar dos ideas preconcebidas:

  1. La función del sexo es sólo la reproducción.
  2. El objetivo final de un individuo (y subrayo individuo) es reproducirse para que la especie sobreviva.

Hipótesis sobre la función de la homosexualidad en animales

  1. Dominación de un individuo sobre otro mediante el sexo. El sexo heterosexual también puede implicar dominación, por lo que el homosexual, también.
  2. Reforzar alianzas y lazos sociales del grupo, relajar tensiones (detalle) y crear lazos afectivos fuertes, que beneficiarían a la especie en un contexto evolutivo (detalle).
  3. Por no haber disponibilidad de individuos del sexo contrario, por ejemplo, en animales que viven en cautividad. Pero hay que tener en cuenta que la homosexualidad en animales también se ha observado en libertad y en cautividad con disponibilidad de individuos del otro sexo en ambos casos.
  4. Para cuidar a la descendencia de otras parejas, lo que a la larga beneficia a la especie. Algunos animales con comportamientos homosexuales no se reproducen, por lo que la energía que no han dedicado a tener sus propias crías, la utilizan para el beneficio de las otras y por lo tanto, de su especie. 

Ejemplos de animales homosexuales

Como es imposible explicar todas las especies en las que se ha visto comportamientos homosexuales, aquí tienes algunos ejemplos de las más conocidas o documentadas.

Homosexualidad en animales invertebrados

En algunas especies de arácnidos e insectos, hasta el 85% de los machos prefieren relaciones homosexuales. Se han documentado hasta 110 especies de insectos y arácnidos homosexuales (estudio).

Libélulas y caballitos del diablo

Libélula (Sympetrum fonscolombii). Foto: Mireia Querol

Estudiando lesiones causadas por las pinzas copuladoras de los machos, se ha visto que las tienen hasta el 80% de los machos de algunas especies de libélula y caballito del diablo.

Chinches

Los chinches macho (Cimex lectularius) tienen una técnica un poco bestia para copular: perforan cualquier parte del cuerpo de la pareja con su pene tipo sable. 

Esta pareja se ha visto que es macho en el 50% de los casos.

El esperma sobrevive: si la pareja es hembra, viajará hacia los ovarios. Si es macho, viajará hacia los canales deferentes y se mezclará con los espermatozoides del penetrado.

Total, que cuando éste se aparee con una hembra, le inyectará sus propios espermatozoides más los de su pareja homosexual.

¿No es alucinante?

Chinche de las camas (Cimex lectularius). Foto: World Health Organization

Mosca de la fruta

La mosca de la fruta (Drosophila melanogaster) es uno de los animales por excelencia estudiados en genética. 

Se han detectado genes que pueden causar el comportamiento homosexual y se ha investigado cómo influye el medio ambiente en la homosexualidad de estos animales.

Homosexualidad en peces

Poecílidos

Guppys salvajes macho (arriba, órganos copuladores en círculo naranja) y hembras. Foto: Harald Olsen

Los poecílidos son un género de peces al que perteneen los conocidos peces de acuario guppies.

En un estudio se quitaron a las hembras del grupo, y se vio que los machos tenían relaciones con otros machos. Aunque después volvieran a tener disponibilidad de hembras, seguían prefiriendo los machos.

Homosexualidad en anfibios

Aunque documentado insuficientemente, se ha observado comportamiento homosexual en un par de especies de salamandra (Plethodon yonahlossee, Desmognathus ochrophaeus), en una rana (Kalophrynus pleurostigma) y en un sapo (Strauchbufo raddei).

Homosexualidad en reptiles

Lagartijas

lagartijas homosexuales
Kentropyx calcarata, un ejemplo de lagartija teíida. Foto: Miranda J, Lopes Costa JC, Duarte da Rocha CF

Las lagartijas de la familia Teiidae pueden reproducirse por partenogénesis, o sea, sin necesidad de macho. Sería un tipo de reproducción asexual.

Aun así, estas lagartijas practican sexo: para estimular la ovulación, las hembras los hacen entre ellas.

Las que no hacen estos cortejos son menos fértiles, ya que sus niveles hormonales son menores.

Tortugas

tortuga animal homosexual
El bueno de Jonathan en 2021. Foto: Xben911

Jonathan es una tortuga gigante de Aldabra macho (Aldabrachelys gigantea).

Es el animal terrestre más viejo del mundo (nació en 1832) y desde 1991 lleva apareándose con lo que creían que era Frederica… pero en 2017 se descubrió que Frederica era en realidad un macho.

Homosexualidad en aves

Aunque solemos pensar en parejas, en realidad en las aves son bastante comunes los tríos. Por ejemplo una hembra con dos machos, como hacen muchos quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) en los Pirineos.

alimoche-alimentacion-huevos-excrementos trencalos gypaetus barbatus aufrany-alimentacio-ous-excrements
Quebrantahuesos. Foto: Jose Luis Ojeda

En otros casos, la pareja cuidadora está formada por individuos del mismo sexo, que una vez han conseguido reproducirse, expulsan al donante.

Las aves también tienen la fama de «amor para toda la vida». Aunque algunas especies forman parejas estables, se ha visto que en los nidos suele haber huevos fecundados por distintos machos. 

  • Ventaja para el macho: no pone todos los huevos en el mismo nido (aumenta la probabilidad de supervivencia de los pollos).
  • Ventaja para la hembra: puede que el macho le ayude en la alimentación de las crías y quizá su genética sea mejor que la de la pareja que escogió.

Buitre leonado

alimoche-alimentacion-huevos-excrementos gyps fulvus buitre comun leonado aufrany-alimentacio-ous-excrements
Buitre leonado. Foto: José Gómez Guinot

La homosexualidad en buitres leonados (Gyps fulvus) se observó en una pareja de machos del Zoo de Jerusalén. 

Construyeron un nido, incubaron un huevo artificial y cuando los cuidadores los sustituyeron por un polluelo, lo criaron juntos.

Albatros de Laysan

aves pajaros homosexuales ocells homose
Albatros de Laysan (Phoebastria immutabilis). Foto: DickDaniels

En el albatros de Laysan ((Phoebastria immutabilis) el 30% de las parejas están formadas por dos hembras.

Cisne negro y patos

animales homosexuales homosexualidad reino animal
Pareja de cisnes negros (Cygnus atrauts). Foto: Sheba_Also

En los cisnes negros (Cygnus atratus) un 25% de las parejas están formadas por dos machos. Atraen a una hembra para que ponga huevos y luego la expulsan. 

No se sabe muy bien por qué, pero las crías tienen más posibilidades de sobrevivir si los cuidadores son dos machos en lugar de macho y hembra (estudio). 

En los patos, hasta el 19% de las relaciones pueden llegar a ser homosexuales entre machos.

Pingüinos

pingüinos gays animales homosexuales zoo
Pinguino barbijo (Pygoscelis antarcticus). Foto: US National Oceanic and Atmospheric Administration
pingüinos gays animales homosexuales zoo
Pingüinos de Adelia (Pygoscelis adeliae). Foto: ravas51

Los pingüinos son quizá los animales gays más conocidos, ya que en 2004 el zoo de Central Park de New York anunció que una pareja de machos de pingüino barbijo (Pygoscelis antarcticus) había adoptado un huevo y criado al polluelo.

Tampoco mostraban ningún interés en las hembras.

Desde entonces otros zoos también han documentado parejas de pingüinos macho. Incluso, los machos construyen el nido y sustituyen el nido por una piedra.

En Alemania se intentó separar a las parejas de machos físicamente y ofreciéndoles hembras, sin éxito.

En libertad se ha estudiado el comportamiento homosexual a pingüinos de Adelia (Pygoscelis adeliae) (estudio).

Palomas

En un estudio en el que se quitaron los machos de un grupo de palomas (Columba livia f. urbana), se formaron hasta 5 parejas estables de hembras que criaron polluelos.

En cambio, al quitar hembras del grupo, algunos machos tenían relaciones homosexuales de manera temporal, que terminaban en agresión.

Ibis blanco americano

pájaros homosexuales
Ibis blanco americano (Eudocimus albus). Foto: Cephas

Los machos de ibis blanco americano (Eudocimus albus) tienen comportamiento homosexual.

Además, se ha visto que el contaminante metilmercurio puede aumentar la conducta homosexual (estudio).

Homosexualidad en mamíferos

Delfines

El delfín mular (Tursiops truncatus) tiene comportamientos sexuales de lo más variados: machos que se compinchan en grupo para acosar a las hembras hasta que estén receptivas, masturbación rozándose con el suelo o entre ellos, violaciones, y por supuesto jugueteos sexuales entre machos.

En este vídeo puedes ver parejas de delfines machos en libertad, tríos y cuartetos, parejas de hembras y la estimulación hocico-genital entre individuos del mismo sexo.

El delfín del Amazonas (Inia geoffrensis) practica el sexo en grupo. Estos grupos son de machos jóvenes y a veces una o dos hembras. Tanto machos como hembras tienen comportamientos sexuales sin finalidad reproductiva, como el delfín mular. 

En cautividad se ha visto que practican la penetración (tanto entre macho-hemrba como macho-macho) por el espiráculo, lo que vendría a ser el agujero de la nariz. Sí, es el único ejemplo de sexo nasal conocido.

Orcas

Los machos de orca (Orcinus orca) también tienen actividad homosexual: frotándose, persiguiéndose, empujándose y tocándose la zona genital con el hocico, comportamiento también visto en parejas heterosexuales.

En este vídeo puedes ver a dos machos de orca cautivos en una interacción homosexual. Por cierto, la grande es Ulises, la orca que estuvo muchos años en el zoo de Barcelona y forma parte de muchas infancias, como la mía. 

Hienas moteadas

Hiena moteada hembra (Crocuta crocuta). Foto: Bettina Wachter

Las hembras hiena moteada (Crocuta crocuta) tienen un aparato genital de lo más curioso, que ha llevado a multitud de concepciones erróneas sobre su sexualidad. 

Pero sí, tanto machos como hembras  montan a individuos de su mismo sexo, probablemente con una motivación de dominación (estudio).

Jirafas

jirafas gays homosexuales
Jirafas macho chocando el cuello. Foto: Luca Galuzzi

En jirafas el 90% de las montas son entre machos, probablemente como una relación de dominación.

Elefantes

eefantes homosexuales
Cópula de dos elefantes macho. Foto: Shivang Mehta

Tanto los elefantes africanos (Loxodonta africana) como los asiáticos (Elephas maximus) copulan machos con machos y muestran signos afectivos homosexuales, como entrelazar trompas o poner la trompa en la boca del otro.

Las hembras también tienen estos comportamientos homosexuales.

La homosexualidad en elefantes es bastante frecuente, llegando a ser del 45% en elefantes asiáticos cautivos.

Leones

Los leones (Panthera leo), tanto machos como hembras, mantienen relaciones homosexuales. Los machos forman pareja durante algunos días. El 8% de las relaciones de la especie son entre machos (detalle).

En el vídeo de abajo dos leones macho tienen relaciones. Este comportamiento homosexual, en hembras, solo se ha visto en cautividad.

Perros

Cualquiera que haya tenido perro (Canis lupus familiaris), habrá visto como machos montan a machos y hembras montan a hembras. 

Si no, te invito a que te quedes un rato observando cualquier pipi-can por un rato.

Ovejas

El 8% de las ovejas macho (Ovis orientalis aries) prefieren copular con machos aun teniendo hembras disponibles. (estudio).

Este mismo estudio propone que este comportamiento es debido a una región del cerebro que es la mitad de pequeño que el de los carneros heterosexuales.

Bisonte americano

Se ha observado la monta y penetración anal completa entre machos, mientras que la monta entre hembras no es tan frecuente.

Macaco japonés

Pareja de macacos japoneses haciendo grooming. Foto: Jopparn

Las hembras de macaco japonés  (Macaca fuscata), forman parejas que hacen actividades sociales juntas y mantienen relaciones sexuales. 

Los machos también tienen relaciones homosexuales entre ellos.

Bonobos y grandes simios

Los bonobos (Pan paniscus), antiguamente conocidos como chimpancés pigmeos, son la especie más cercana a la nuestra: compartimos el 98% del ADN.

Los bonobos merecen un artículo a parte, ya que su sociedad es matriarcal, algo inusual entre los simios.

Son los que tienen una mayor tasa de comportamiento homosexual entre los animales. De hecho, se considera una especie totalmente bisexual. Tanto machos como hembras tienen relaciones heterosexuales y homosexuales. El lesbianismo, o relaciones homosexuales entre hembras, representan la mayoría de las relaciones sexuales de la especie (un 60%).

Aunque los bonobos son los que se llevan la palma, se han observado comportamientos homosexuales en todos los grandes simios, como orangutanes, chimpancés, gorilas y por supuesto, humanos.

En este vídeo dos hembras de bonobo frotan sus genitales. Tendrás que ir a YouTube para verlo.

En definitiva

Que la homosexualidad en la naturaleza está bien presente y es absurdo intentar justificar la homofobia utilizando (erróneamente) la biología. 

Igual que es absurdo utilizar (erróneamente, de nuevo) la biología para decir que solo existen machos y hembras, como viste en el artículo de la determinación del sexo en humanos.

Espero tus comentarios sobre el tema un poquito más abajo.

Por cierto, el libro del que te hablaba a principio es el Consultorio sexual para todas las especies.

Aunque no dedicado a la homosexualidad animal, otro libro que desmitifica valores humanos atribuídos a los animales (también los sexuales) es La Inesperada Verdad Sobre los Animales. Es especialmente escabroso el capítulo de los pingüinos.

Y uno en inglés dedicado a la homosexualidad en animales: Homosexual Behaviour In Animals: An Evolutionary Perspective.

 

Foto de portada: Norbert Nagel 

Si te ha gustado, tengo más.

Suscríbete y recibe gratis la guía 15 animales que viven contigo (y quizá no lo sabes).

Además, envío a tu correo los nuevos artículos, actualizaciones de la página y cosas interesantes sobre naturaleza y biología que no publico en ningún otro lugar.

 
 
Para suscribirte debes aceptar la Política de Privacidad

Investigar y escribir da mucha sed.

Si te gusta lo que has leído también puedes invitarme a una cerveza artesana (cortesía de Saccharomyces cerevisiae).

Mireia Querol

Soy una bióloga que ha hecho de la biología un estilo de vida. Como dijo Baba Dioum, Solo conservamos lo que amamos, amamos solo lo que entendemos y entendemos solo lo que conocemos. Y aquí estoy, intentando ayudarte a que conozcas la naturaleza para amarla y conservarla.
Suscríbete
Notificarme
guest
Información básica sobre tratamiento de datos: el responsable es Mireia Querol Rovira, con la finalidad de moderar y responder comentarios de usuarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y limitación del tratamiento de tus datos enviando un correo a mireia@biologueando.com, acompañando copia de tu DNI u otro documento que acredite tu identidad, así como presentar una reclamación ante la autoridad de control.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios